Galletas navideñas: muñecos de nieve, árboles de Navidad, bastones de caramelo…

¡Hola! ¿Cómo va el domingo? ¿Habéis aprovechado el puente para decorar la casa de cara a la Navidad? Yo siempre lo hago, es una tradición, desde pequeña, pero este año lo dejaremos para la semana que viene porque he estado ocupada en lo que ahora os voy a enseñar. Eso sí, por mucho que crezca, en mi casa, sea donde sea, siempre habrá hueco para el Belén y el árbol de Navidad, es una costumbre preciosa que no debemos perder! Aunque ya no seamos niños…

Bueno, os presento una nueva receta para la sección de Cocina. Se trata de galletas de mantequilla de inspiración navideña, decoradas con fondant de colores. Básicamente la galleta sigue la misma receta que ya os propuse hace unos meses en el post de las galletas de mantequilla, pero os vuelvo a dejar la receta y os explico cómo decoré las galletas para que queden tan chulas:

Galletas de Navidad

Ingredientes (para 30-40 galletas):

– 100 gramos de mantequilla (a temperatura ambiente)
– 100 gramos de azúcar
– 1 huevo
– 350 gramos de harina (aproximadamente)
– Una pizca de levadura
– Una pizca de sal
– Papel de horno
– 250 gramos de fondant blanco
– Colorante verde, rojo y naranja

Preparación:

  1. Mezclar  la mantequilla ablandada con el azúcar hasta que quede una masa cremosa. Yo lo hago con la batidora, pero si tenéis la suerte de tener un robot de cocina, será más fácil.
  2. A continuación añadimos el huevo y batimos.
  3. Después mezclamos el harina con una pizca de sal y de levadura y tamizamos la mezcla sobre la masa, mezclándola. Debe resultar una masa consistente y no cremosa. Si la tocáis y la masa se os pega a los dedos, es señal de que hay que añadir más harina.
  4. Envolvemos la masa lista en papel film y la dejamos reposar aproximadamente 30 minutos en el frigorífico.
  5. Al sacarla, notaremos que ha endurecido un poco, esto es mejor para recortar las formas con los moldes. Con un rodillo o cualquier superficie cilíndrica que tengáis en casa (un bote de nata, por ejemplo), amasamos la bola de masa, colocando un papel de horno por encima y otro por debajo, para no manchar.
  6. Una vez alisada al espesor que queramos recortamos las formas que más nos gusten y volvemos a amasar los sobrantes hasta agotar la masa.
  7. Calentamos el horno a 180º y horneamos las galletas en una bandeja sobre papel de horno unos 15-20 minutos, o hasta que se doren un poquito.
  8. Una vez fuera, dejamos enfriar y adornamos.

Recién horneadas

Trucos de decoración:

  1. Vamos a necesitar teñir fondant blanco hasta lograr verde, naranja, rojo y rosa. Para ello, lo mejor es amasar sobre una superficie lisa con azúcar glass (para que no se pegue), e ir añadiendo colorante líquido hasta lograr el tono que queramos. El truco para el rosa, es añadir apenas una gotita de colorante rojo.
  2. Para dar la forma al fondant, con una superficie cilíndrica (un vaso, un rodillo…) amasamos y hacemos una plancha lisa, sobre la que cortaremos la forma con el molde que queramos (de los que utilizamos para las galletas), así, por ejemplo están hechos los árboles de Navidad, las estrellas, los muñecos…
  3. Para pegar y sujetar el fondant, basta con utilizar una brocha de cocina o un pincel (incluso con el dedo) y repartir unas gotas de agua sobre el dorso del fondant y colocarlo donde queramos.
  4. El resto de detalles están amasados y hechos a mano, con ayuda de palillos o alfileres. Es un poco cuestión de creatividad e imaginación.

DSC_0490Manos a la obra, en la imagen: plancha de fondant blanco, colorantes, azúcar glass…

Gorrito rosaLa idea de los muñecos de nieve la saqué de este fantástico blog: Cuando llegó Paula

EstrellasLas estrellas y otras galletas, tienen detalles de chocolate fundido aplicados con la cabeza de un alfiler 

Árbol de NavidadEl árbol de Navidad tiene detalles de bolas en rojo y guirnalda o nieve en blanco

DSC_0516Los detalles de los ojos y la boca están  hechos con ayuda de un alfiler y chocolate

DSC_0513Algunas galletas son tan sencillas de hacer como ésta: una estrella nevada

Espero que os haya gustado la receta , están muy buenas y son un detalle muy original para estas Fiestas. Ahora el fondant y los colorantes los compro en una tienda que se llama Casa Joven, en Madrid hay dos, yo voy a la de la calle Alcalá 180, entre Manuel Becerra y Ventas, allí venden todo tipo de cosas para hacer repostería, desde utensilios a ingredientes, y además imparten clases y talleres prácticos. Aquí os dejo su sección de Repostería por si os interesa. Para que os hagáis una idea 250 gr. de fondant cuestan unos 3 euros, hay paquetes de medio y de hasta 1 kilo, por 8 euros, pero yo prefiero comprar más pequeñitos porque la pasta se conserva mejor, además, cada colorante sale por 2 euros y pico, éstos duran mucho así que de precio salen muy bien.

Os dejo con otra imagen de las galletas. ¡Nos leemos! y ¡¡Feliz Navidad adelantada!! Hoo Hoo Hoo!

DSC_0505

Pastel de zanahoria con crema de queso y decoración fondant

Os presento una receta fácil y rica: pastel de zanahoria más conocido como carrot cake. La hice para mis amigos porque me pusieron cara de asco cuando les dije que me gustaba el pastel de zanahorias. La receta la conozco por otra amiga (Sara, gracias por el descubrimiento) y ahora mis amigos quieren que la haga una vez por semana, así que imaginaos si está buena…
Mi amiga la hace con la Thermomix, pero como yo no tengo la suerte de tenerla busqué una receta por Internet para hacerla a mano. Hay muchísimas, dependiendo de los gustos de cada uno (hay quien le echa pasas, aceite, u otros ingredientes), yo al final me decanté por la que encontré en la página web de Philadelphia, en la que hay muchas recetas recomendables para hacer con queso crema. La tarta que propone Philadelphia es pequeña (4 raciones), así que doblé las cantidades de la mayoría de ingredientes para obtener una de 8 raciones y añadí además algunos trucos  de la cocina de la abuela…

Por si os queréis animar os dejo mi receta y os aseguro que si seguís los pasos sale rica.

Ingredientes:

Para el bizcocho

– 150 gramos de azúcar
– 1 sobre de levadura
– 250 gramos de zanahorias
– 100 gramos de nueces peladas
– 50 gramos de mantequilla
– 4 huevos
– 130 gramos de harina de repostería

Para la crema de queso o frosting (que significa baño o glaseado)

– 125 gramos de queso crema
– 2 cucharadas soperas colmadas de azúcar glass
– 2 sobres de azúcar avainillado (16 gramos)
– 50 gramos de mantequilla
– 125 ml de nata para cocinar

Para las zanahorias de fondant

– Pasta de azúcar o fondant blanco más colorante verde y naranja para teñirlo.
– O pasta de azúcar o fondant verde y naranja.
– Y azúcar glass.

Preparación:

  1. Batir las claras con la mitad del azúcar (75 gr.) hasta alcanzar el punto de nieve (como mejor se hace es con la batidora y el instrumento de varillas), reservar en frío (guardándolo en la nevera hasta tener listo el resto de ingredientes).
  2. Mezclar las yemas con el resto del azúcar y batir. Añadir después la mantequilla ablandada (con sacarla un poquito antes de la nevera basta), las zanahorias ralladas y las nueces troceadas. Agregar la harina y la levadura mezcladas y tamizadas, poco a poco y con movimientos envolventes. Si se desea que no se noten en el bizcocho la zanahoria y las nueces, batir con la batidora al punto que se desee. Finalmente agregar las claras a punto de nieve de la misma forma, con movimientos envolventes.
  3. Engrasar (con mantequilla) y enharinar un molde para horno (los de Ikea permiten un desmoldado muy fácil), volcar el contenido sobre éste y hornear a 170ºC (con calor por arriba y por abajo) durante 35 minutos aproximadamente. Y dejar enfriar.
  4. Para el frosting, mezclar en un bol el queso crema, el azúcar glass, la mantequilla ablandada y la nata. Podéis añadir más o menos de estos ingredientes para lograr un resultado más dulce o más líquido. Reservar en la nevera hasta que el bizcocho esté templado, después volcar por encima al gusto.

Cómo preparar el fondant:
Para decorar la tarta se puede utilizar casi cualquier cosa, a mí me parece gracioso utilizar pequeñas zanahorias de 
fondant. Esta pasta de azúcar es un poco difícil de encontrar, pero en Madrid hay de todo. Yo compré una pastilla de 500 gramos de fondant blanco para teñir que me costó 3€ y un par de botes de colorante (uno verde y otro naranja) a 2.20€/unidad. Parece caro, pero ambas cosas cunden bastante, y sale más caro comprar la pasta ya teñida. 

  1. Teñir la pasta de azúcar. La que compré era algo pegajosa, así que la mujer que me la vendió me recomendó que para moldearla y amasarla esparciera sobre la encimera azúcar glass, harina o aceite. Lo mejor es utilizar azúcar glass para no estropear el sabor dulce del fondant. Se esparce un poco por la encimera y luego en las manos, se coge un trozo de fondant blanco y para obtener el color que le he dado a las zanahorias basta con  unas 10 gotas de colorante para trozos de unos 25-50 gramos de pasta. Para teñirla solo hay que amasar. Si queréis colores más claros utilizad poco colorante, y para muy oscuros más. Pero repito no echéis gran cantidad porque cunde mucho.
  2. Una vez teñida, se le da forma. Para hacer el cuerpo de la zanahoria yo hago un cilindro naranja más grueso por un lado que por otro, y para las hojas un cilindro verde idéntico pero más pequeño. Con un instrumento acabado en forma redondeada (yo utilicé un boli Bic de los de varios colores que tienen una bolita en la parte de arriba) se hace un agujero al cilindro naranja por su parte más gruesa. Después, con unas tijeras se corta la parte gruesa del cilindro verde en 4 porciones iguales y se aplastan un poco hasta darle forma de hojas. Se echa una gota de agua en el agujero del cilindro naranja y se acopla la parte fina del cilindro verde, se da un poco de forma si es necesario y se deja secar sobre una superficie con azúcar glass.

Después se decora la tarta al gusto. Se pueden clavar las zanahorias, o dejarlas encima, depende de vuestra imaginación.

Trucos de la abuela y más…

  • Dónde comprar fondant:

Yo propongo Tartilandia, un pequeño negocio situado entre Ventas y Diego de León, en la calle Azcona nº43, local 3. Venden todo tipo de productos relacionados con el mundo de la repostería.

Y Casa Joven, otra tienda entre Manuel Becerra y Ventas, donde hacen cursos de repostería y venden todo tipo de cositas para hacer tartas, cupcakes, etc.

  • Para que el bizcocho quede esponjoso

Es importante sobre todo, separar yemas de claras, batir éstas a punto de nieve y tamizar la harina con la levadura. Y este truco vale para cualquier pastel que lleve huevos y harina.

Espero que a los curiosos os sirva de ayuda el post, y  a todos que si probáis a hacerla… que me contéis qué tal por favor!

Saludos!